ESTUDIANTES

Menú de navegación

Miércoles, 21 Septiembre 2016 00:00

Revoluciones sociales en la educación

Valora este artículo
(1 Voto)

Este Blog de Estudiantes es una espacio de los estudiantes para el intercambio de ideas, propuestas y posiciones en temas de interés de nuestra comunidad. Un buen ejemplo es el actual debate sobre el plebiscito del 2 de octubre y la necesidad de promover el intercambio informado de ideas. Para ello invitamos a todos los estudiantes para que planteen sus propuestas y opiniones a través de este espacio. Nosotros como Facultad promoveremos el balance y la apertura a la diversidad de posiciones

Revoluciones sociales en la educación

Alfonso Mejía

Estudiante de Economía
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Revoluciones

Fotografía del archivo de la Encuesta Longitudinal Colombiana – ELCA.

Colombia se ha caracterizado por ser uno de los países más desiguales en América Latina. Aunque existe una constante movilización social donde la clase media crece, las trampas de pobreza siguen vigentes cosa que evita que Colombia sea menos desigual. Una de estas trampas de pobreza es la gran desigualdad con respecto a la educación. Hay una brecha demasiado grande entre los colegios privados y públicos. Esto se da gracias a los pocos cambios sociales que ha habido con respecto a la educación.

A lo largo de la historia de Colombia solo ha habido  3 sucesos fundamentales que significaron un cambio social a largo plazo en la educación. El primer suceso es la fundación de la universidad Nacional de Colombia en 1867, que dio paso a la consolidación de la universidad pública de calidad en el país. El segundo gran suceso fue la fundación de Radio Sutatenza en 1947, que dio paso a la alfabetización de las regiones más vulnerables y apartadas por medio de la radio. El tercer gran suceso, es la fundación del modelo Escuela Nueva en 1987. Este significó un mejoramiento notable en la educación rural para satisfacer demandas particulares por un costo relativamente pequeño.

Hay varios problemas que evitan que Colombia genere más de estos cambios que tanto se necesita. El primero es la falta de continuidad de las políticas públicas. Al poner la educación como mecanismo político, se le resta importancia a ideas que verdaderamente pueden significar un cambio a largo plazo. Un claro ejemplo de esto es el abandono de la Alcaldía de Bogotá a los colegios de la Alianza Educativa (colegios de concesión) durante los años 2004 a 2015. El segundo problema es la postura reacia al cambio (conservadora) que tienen muchos funcionarios de la educación pública. FECODE (Federación Colombiana de Educadores), por ejemplo, se opone a un sistema de calificación serio que regule la calidad educativa de manera correcta y que lleve a Colombia a un estándar internacional. Segundo, se oponen a la coalición entre el sector privado y el público para el mejoramiento de la educación.

Actualmente se está pasando por una coyuntura que puede dar paso a una nueva revolución social de la educación. Proyectos tales como Ser Pilo Paga y la Alianza para la Excelencia demuestran un panorama no tan turbio a futuro. Ser Pilo Paga, como se ha visto en el último año, significa una oportunidad para que 10,000 estudiantes de excelentes capacidades, pero de bajos recursos, tengan la oportunidad de entrar a universidades de excelente calidad cada año (muchas de estas consideradas “elitistas”).

La Alianza para la Excelencia, por otro lado, es la colaboración de  profesores de los mejores colegios de Bogotá  a los peores colegios (según el ICFES) del departamento de Chocó. Esta colaboración consiste en hacer un estudio de lo que se hace adentro de cada salón de clase para así abordar problemas netamente pedagógicos y llegar a soluciones permanentes. Este proyecto promete mucho y hasta ahora, se ha implementado solamente en el Chocó, pero la idea es que se expanda por toda Colombia.

Es necesario que ideas como estas prevalezcan y den paso a otras que signifiquen una revolución social. Hay que aprovechar las ventajas que tiene el sector privado sobre el sector público para que haya un trabajo en conjunto a favor de la educación. En segundo lugar, sería pertinente que la educación se enajene de la política para así llegar a decisiones efectivas que perduren por más de 4 años. El cambio es necesario, y si se aprovecha lo que se ha venido haciendo, puede haber un mejoramiento a largo plazo.

Visto 1323 veces Modificado por última vez en Miércoles, 21 Septiembre 2016 13:29

Deja un comentario

LOGIN