ESTUDIANTES

Menú de navegación

Blog Estudiantes

 

Miércoles, 27 Septiembre 2017 00:00

De huelgas de pilotos y de cómo quieren pilotearlas

640px-AeropuertoElDorado

De huelgas de pilotos y de cómo quieren pilotearlas

Felipe Orjuela-Ruiz
Estudiante de Economía y Gobierno
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Usted y yo, amigo lector, hacemos parte del amplio grupo de personas que no sabe manejar un avión.  Así estemos dispuestos a ponernos al volante y pilotear un vuelo Bogotá-Santa Marta, no podríamos hacerlo ni tomando Red Bull. Somos entonces mano de obra no calificada en el mercado laboral de la aviación; no hay aerolínea alguna (responsable al menos) que esté dispuesta a contratarnos como pilotos de avión. Este preámbulo es necesario para entender los problemas de la reciente huelga de Avianca debido a que los paros obreros funcionan si y solo si antes de estos hay un control eficiente de la mano de obra disponible; si no hay con quien remplazar a los pilotos, las empresas deberán negociar las exigencias de estos para que vuelvan a trabajar.  Como son pocos los que saben manejar un avión e inclusive son menos los que tienen licencia para manejar uno,  las aerolíneas no podrán remplazar a sus pilotos fácilmente y tendrán perdidas gigantes debido al cese de operaciones. ¿Por qué los pilotos de Avianca entraron en huelga? ¿Por qué es tan común en el sector aeronáutico los paros de pilotos?  La respuesta es obvia: Porque pueden.  Cada vez que los pilotos se ven en necesidad de pedir aumentos de salarios, reducción de horas de vuelo, mejorar condiciones laborales,  pedir iPads y vuelos gratis por el mundo, hacen paro, ya que los costos de las huelgas son siempre mayores a los costos de las exigencias pedidas.

Es claro que mi objetivo no es poner en duda si las exigencias por parte de los pilotos de la ACDAC son coherentes o no.  Lo que busco resaltar es, además de la eficacia de las huelgas sindicales en sectores con mano de obra altísimamente calificada, que la fuerza y forma de negociación podría afectar directamente el resultado de los acuerdos entre empleadores y empleados.  A mi correo y al de varios amigos y conocidos llegó un mensaje de Avianca disculpándose por las posibles molestias que el paro ilegal haya podido provocar. Lo curioso del mensaje es el discurso per se. Avianca, firme en su posición de no ceder frente a los huelguistas, usa en todas sus comunicaciones sobre el tema la palabra ILEGAL para describir la huelga; buscan el respaldo del consumidor y justifican todo posible percance que estos puedan sufrir con el paro ilegal: los consumidores no estarán molestos con Avianca sino con los pilotos huelguistas “ilegales”. Por otro lado, los pilotos huelguistas, a pesar de no ser mayoría en la empresa, son conscientes del alto costo económico que le causan a Avianca por lo que poco debería importarles la opinión general de los consumidores: sin pilotos no hay vuelos y la demanda de vuelos es inelástica.  Aunque en los principales programas de radio y televisión se critique fuertemente el paro y sus exigencias, a los pilotos poco les afecta debido a que la negociación no se basa en ratings de popularidad sino en pérdidas financieras que aumentan con cada vuelo que se cancela. Que Efromovich salga en medios de comunicación diciendo que las exigencias de los huelguistas son ridículas no afecta directamente la negociación ya que esto no cambia de ninguna manera la oferta de pilotos en el mercado laboral a corto plazo. La negociación entonces se da únicamente en términos económicos, lo demás sobra.

El paro se soluciona negociando pero el fin de la negociación no termina el problema.  Existen dos posibles continuaciones al drama sindical de Avianca: que lleguen a un acuerdo o que no lleguen a nada. En ambos casos es evidente que hay una pérdida de beneficios por parte de las empresas y su deber como negociadores es el de minimizar la perdida y poder ser rentables con las nuevas peticiones y acuerdos. Si no llegan a un acuerdo y el gremio de pilotos es unido, puede que diferentes pilotos de otras aerolíneas se solidaricen y entren en paro, causando una mayor pérdida tanto a los viajeros como a las empresas.  Este caso fue muy común en los principios de la acción sindical en el país en el gremio de los transportadores fluviales a principios del siglo XX.  El segundo caso en donde llegan a un acuerdo tampoco es tan diferente en términos de pérdida de beneficios: Si la ACDAC y Avianca llegan a un acuerdo satisfactorio, se incentiva a otros pilotos de diferentes aerolíneas a exigir tratos similares o incluso mejores llevando a estos a posibles huelgas. Esto también fue un escenario común en el mismo gremio de transportadores fluviales que entraban en paro cada vez que otra organización sindical lograba llegar a un arreglo con sus patrones. En los dos casos hay huelga y hay perdida de beneficio por parte de las empresas. ¿Cuál es preferible?

A corto plazo las soluciones son pocas. La necesidad de Avianca de cerrar un trato con la ACDAC y de evitar a toda costa un cese de operaciones es imperiosa y seguramente harán hasta lo imposible para tener cada vez menos costos hundidos.  Cada vuelo cancelado implica millones de pesos perdidos para la empresa y seguramente los costos de estas cancelaciones a largo plazo son muchísimo mayores al costo de las exigencias pedidas por los pilotos. ¿Son los pilotos fáciles de remplazar? Seguramente no. Así declaren el paro ilegal y despidan a muchos de los huelguistas, la oferta de pilotos de aviones comerciales en el mercado laboral no es muy grande. Por ahora les sugiero que mientras esperan su vuelo retrasado ( y posiblemente cancelado), tengan un computador con Microsoft Flight Simulator cerca. Sí son muy buenos tal vez los pueda contratar Avianca.

Miércoles, 21 Septiembre 2016 00:00

Revoluciones sociales en la educación

Este Blog de Estudiantes es una espacio de los estudiantes para el intercambio de ideas, propuestas y posiciones en temas de interés de nuestra comunidad. Un buen ejemplo es el actual debate sobre el plebiscito del 2 de octubre y la necesidad de promover el intercambio informado de ideas. Para ello invitamos a todos los estudiantes para que planteen sus propuestas y opiniones a través de este espacio. Nosotros como Facultad promoveremos el balance y la apertura a la diversidad de posiciones

Revoluciones sociales en la educación

Alfonso Mejía

Estudiante de Economía
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Revoluciones

Fotografía del archivo de la Encuesta Longitudinal Colombiana – ELCA.

Colombia se ha caracterizado por ser uno de los países más desiguales en América Latina. Aunque existe una constante movilización social donde la clase media crece, las trampas de pobreza siguen vigentes cosa que evita que Colombia sea menos desigual. Una de estas trampas de pobreza es la gran desigualdad con respecto a la educación. Hay una brecha demasiado grande entre los colegios privados y públicos. Esto se da gracias a los pocos cambios sociales que ha habido con respecto a la educación.

A lo largo de la historia de Colombia solo ha habido  3 sucesos fundamentales que significaron un cambio social a largo plazo en la educación. El primer suceso es la fundación de la universidad Nacional de Colombia en 1867, que dio paso a la consolidación de la universidad pública de calidad en el país. El segundo gran suceso fue la fundación de Radio Sutatenza en 1947, que dio paso a la alfabetización de las regiones más vulnerables y apartadas por medio de la radio. El tercer gran suceso, es la fundación del modelo Escuela Nueva en 1987. Este significó un mejoramiento notable en la educación rural para satisfacer demandas particulares por un costo relativamente pequeño.

Hay varios problemas que evitan que Colombia genere más de estos cambios que tanto se necesita. El primero es la falta de continuidad de las políticas públicas. Al poner la educación como mecanismo político, se le resta importancia a ideas que verdaderamente pueden significar un cambio a largo plazo. Un claro ejemplo de esto es el abandono de la Alcaldía de Bogotá a los colegios de la Alianza Educativa (colegios de concesión) durante los años 2004 a 2015. El segundo problema es la postura reacia al cambio (conservadora) que tienen muchos funcionarios de la educación pública. FECODE (Federación Colombiana de Educadores), por ejemplo, se opone a un sistema de calificación serio que regule la calidad educativa de manera correcta y que lleve a Colombia a un estándar internacional. Segundo, se oponen a la coalición entre el sector privado y el público para el mejoramiento de la educación.

Actualmente se está pasando por una coyuntura que puede dar paso a una nueva revolución social de la educación. Proyectos tales como Ser Pilo Paga y la Alianza para la Excelencia demuestran un panorama no tan turbio a futuro. Ser Pilo Paga, como se ha visto en el último año, significa una oportunidad para que 10,000 estudiantes de excelentes capacidades, pero de bajos recursos, tengan la oportunidad de entrar a universidades de excelente calidad cada año (muchas de estas consideradas “elitistas”).

La Alianza para la Excelencia, por otro lado, es la colaboración de  profesores de los mejores colegios de Bogotá  a los peores colegios (según el ICFES) del departamento de Chocó. Esta colaboración consiste en hacer un estudio de lo que se hace adentro de cada salón de clase para así abordar problemas netamente pedagógicos y llegar a soluciones permanentes. Este proyecto promete mucho y hasta ahora, se ha implementado solamente en el Chocó, pero la idea es que se expanda por toda Colombia.

Es necesario que ideas como estas prevalezcan y den paso a otras que signifiquen una revolución social. Hay que aprovechar las ventajas que tiene el sector privado sobre el sector público para que haya un trabajo en conjunto a favor de la educación. En segundo lugar, sería pertinente que la educación se enajene de la política para así llegar a decisiones efectivas que perduren por más de 4 años. El cambio es necesario, y si se aprovecha lo que se ha venido haciendo, puede haber un mejoramiento a largo plazo.

Este Blog de Estudiantes es una espacio de los estudiantes para el intercambio de ideas, propuestas y posiciones en temas de interés de nuestra comunidad. Un buen ejemplo es el actual debate sobre el plebiscito del 2 de octubre y la necesidad de promover el intercambio informado de ideas. Para ello invitamos a todos los estudiantes para que planteen sus propuestas y opiniones a través de este espacio. Nosotros como Facultad promoveremos el balance y la apertura a la diversidad de posiciones

 

Chambacú con carretera (¡Miren qué barbaridad!)

Felipe Orjuela Ruiz
Estudiante de Economía y Gobierno
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Mi pasión por la música tropical colombiana me permitió encontrar no hace mucho un disco fenomenal en el que se plasmaba el racismo institucional, la naturalización de la violencia y la modernización sectorizada del país. Este disco editado en el famoso sello Discos Fuentes se llama La Gustadera y es obra del acordeonero Ángel Vásquez. Además de integrar a la perfección la guaracha, el paseaito y la cumbia, este disco tiene una canción en particular que me llamó inmediatamente la atención por su letra cruda y directa. Se llama como la acertada novela de Manuel Zapata Olivella, Chambacú, y mostraba al igual que ésta, la deplorable condición en la que se vivía en aquel “corral de negros”. “La gente coge resabio que nunca iba a progresar” dice Ángel Vásquez en la canción y al decirlo,  permite proponer una relación entre la canción y el racismo institucional que llevó a que la modernización solo se diera en ciertas regiones del país, mientras que otras fueron condenadas al olvido estatal.

La canción se limita a decir que construyeron en Chambacú, barrio popular a las afueras de Cartagena, una carretera. ¿En que contexto la construcción de una carretera puede ser el tema central de una canción? ¡En uno en el que la infraestructura no sea más que un sueño, en uno en donde el Estado no ha hecho presencia, en uno en donde se ha promovido el racismo desde los adentros del Estado y desde su propia fundación!

3. Chambacu con carretera El Insolente Imagen

En 1808, Francisco José de Caldas, el sabio racista, escribió El Influjo del Clima en los Seres Organizados, obra en donde afirma que los humanos solo podían ser civilizados si estaban ubicados a mas de 1500 metros por encima del nivel del mar, relegando a las regiones de baja altitud al agro, la parranda y el aguardiente. Luego don Agustín Codazzi, afamado italiano legitimador del racismo, dirigió la Comisión Corográfica en 1850, en la que se afirmó igualmente que las denominadas razas inferiores eran aquellas que vivían por debajo de los 1500 metros a nivel del mar. Con el paso del tiempo, la idea que consideraba un peladero a 2600 metros, el centro de la civilización y la ciencia, fue naturalizada por los pobladores de este país, y estos fueron asociando “la tierra caliente” con el aguardiente y la vagabundería, con el banano y la flojera, con el acordeón y la pobreza. Con este discurso, el Estado desarrolló la infraestructura en pro de las “razas superiores” y sus intereses, modernizó en las alturas y en las zonas “inferiores” en aras de buscar el beneficio propio. “¡Miren qué barbaridad!” dice la canción sirviendo como espejo de la realidad. ¿Es la voz de Ángel Vásquez un manifiesto a la desigualdad infraestructural? ¿Es Chambacú un grito desesperado por acabar el racismo institucional?  ¡Lo que si puedo confirmar es que es tremendo tema! ¡Óiganlo! 

Este Blog de Estudiantes es una espacio de los estudiantes para el intercambio de ideas, propuestas y posiciones en temas de interés de nuestra comunidad. Un buen ejemplo es el actual debate sobre el plebiscito del 2 de octubre y la necesidad de promover el intercambio informado de ideas. Para ello invitamos a todos los estudiantes para que planteen sus propuestas y opiniones a través de este espacio. Nosotros como Facultad promoveremos el balance y la apertura a la diversidad de posiciones

 

En la brecha por la familia

Por: Camila Hennessey Avendaño
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Estudiante de Derecho y Economía

El 3 de agosto de 2015, la Corte Constitucional determinó que los manuales de convivencia de todos los colegios a nivel nacional debían ser revisados para determinar que los mismos fueran “respetuosos de la orientación sexual y la identidad de género” (T-478 de 2015, M.P: Gloria Stella Ortiz Delgado). Lo que buscaba la decisión de la Corporación era “reivindicar” lo sucedido tras el suicidio de Sergio Urrego. Para lo anterior, se estableció un plazo que vence el próximo 15 de septiembre  para la creación del Sistema Nacional de Convivencia. No obstante, el proceso de “revisión” sobrepasó límites constitucionales.

img1

Hoy, 10 de agosto de 2016, la iglesia católica, iglesias cristianas, representantes de colegios privados y públicos, miles de padres de familia, marchan y protestan en todo el territorio nacional en contra de una interpretación extensiva y matizada a favor de una ideología y de una visión que supuestamente es políticamente correcta. Sin embargo, esta ha sobrepasado el derecho de muchos colombianos. El Ministerio de Educación se atribuyó la potestad de capacitar y entregar cartillas como varios rectores afirmaron el día de ayer.

Estamos culpando al Ministerio Educación, cuando en realidad no somos conscientes del “Estado de Lobby”  que se está estableciendo y la supremacía de derechos que está dejando en el olvido los principios y fundamentos en los que este Estado está construido. El atacar a los opositores a esta medida, quienes creemos firmemente en el diseño original de la familia y en la importancia de esta en la sociedad, más allá de ser violatorio a nuestros derechos constitucionales a la libre expresión, a la libertad de culto, y al derecho de los padres de escoger el tipo de educación para sus hijos; demuestra cómo poco a poco en Colombia se establecen y legitiman medidas absolutistas. Lo que hoy empieza con una protesta y marcha, busca que las máscaras detrás de las cuales se están escondiendo los nichos de poder en Colombia, sean descubiertas. Lo que empieza con la protección de la familia, va a trascender ante la inconformidad de un pueblo que está cansado de las injusticias de un gobierno indiferente a las necesidades y realidades sociales, económicas y políticas. Hoy me levanto, e invito a aquellos quienes consideran que tienen derecho a educar a sus hijos con principios, animo y exhorto a la iglesia para que salga de las cuatro paredes, y manifiesto mi posición en contra del status quo en donde lo bueno es malo y lo malo es bueno; para que levantemos nuestra voz y hagamos valer nuestros derechos.

N de la D: Este artículo no representa la posición, opinión o línea editorial del periódico End(e)uda. Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad de su autor.

_____________________________________________________________________________

Más allá de unas Cartillas

Por: Laura Grandas Suárez
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Estudiante de Economía y Derecho

A comienzos del mes pasado, la difusión de imágenes de unas cartillas pornográficas homosexuales supuestamente expedidas por el ministerio de educación para los colegios generó gran controversia en el país. Se demostró un rechazo vehemente y generalizado de la medida por las mayorías en las redes sociales. No hubo mayor escepticismo sobre la legitimidad de estos documentos. Sería ingenuo pensar que una reacción de esta magnitud es un suceso aislado. Al contrario, parecía ser la oportunidad de oro que esperaba el pueblo para demostrar su creciente descontento con las últimas decisiones del gobierno y de la Corte Constitucional en materias relacionadas con diversidad sexual. Esto sumado a la bien conocida identidad sexual de la ministra de educación llevó a que una gran masa conservadora se sintiera justificada en su rechazo a las últimas políticas en pro de la inclusión de comunidades LGTBI.

Se hace evidente que esta explosión de odio e indignación expresada en redes sociales y marchas populares tiene un origen que va más allá de una noticia sensacionalista y francamente difícil de creer a primera vista. Estas manifestaciones se pueden interpretar como una respuesta a distintas decisiones impopulares de la rama ejecutiva y legislativa sobre este mismo tema. En principio, a la decisión de la Corte Constitucional sobre el reconocimiento de diversos modelos de familia (C-577 de 2011). En segundo lugar, al reciente fallo de la Corte Constitucional en la sentencia C-071 de 2015 sobre la adopción por parte de familias homoparentales y por último, a las medidas del Ministerio de Educación en torno a la formación para el ejercicio de derecho sexuales y reproductivos de los estudiantes.

img2

Claramente, motivos no faltaron para que una facción inconforme con estos cambios impulsara un escándalo mediático que polarizara la opinión pública de su favor. Esto es precisamente lo que sucedió con las famosas Cartillas del Ministerio de Educación. Las verdaderas cartillas, a las que se ha referido en numerosas ocasiones la ministra, no son una política espontánea. Son la respuesta a la sentencia T-478 de 2015 donde

“Se ordena al ministerio de educación realizar una revisión extensiva e integral de todos los Manuales de Convivencia en el país para determinar que los mismos sean respetuosos de la orientación sexual y la identidad de género de los estudiantes y para que incorporen nuevas formas y alternativas para incentivar y fortalecer la convivencia escolar y el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos de los estudiantes”. Esto dentro de un plazo máximo de un año”.  (T-478 de 2015)

La difusión por parte de los medios de comunicación de esta realidad fue adecuada. Esto, sin embargo, no tuvo el efecto esperado de aplacar a los líderes conservadores y sus seguidores. Siguen clamando por el abandono de todo este tipo de política pública. Aparentemente, un programa de formación para el respeto de la diversidad sexual y formas alternativas de familia, dirigida exclusivamente a los docentes, tampoco es admisible. Se aboga por una “educación neutra, libre de influencias de ideología de género”. Aunque no queda claro el uso del concepto de ideología de género por parte de los líderes políticos del movimiento conservador, su intención preservar unos modelos éticos que excluyen los fines perseguidos por el ordenamiento jurídico colombiano (y en este caso el ministerio) sí se hace evidente. El apoyo a esta postura es tan fuerte, que vale la pena cuestionar la legitimidad democrática de estas decisiones tan abiertamente impopulares del Estado en los últimos años.

Si se supone que Colombia es una República democrática, las decisiones de los representantes deberían reflejar incondicionalmente la postura de las mayorías que los han elegido ¿O no? En un sistema político-económico distinto al nuestro, la respuesta puede ser afirmativa. Sin embargo, Colombia se autoproclama un Estado Social de Derecho, por lo que no se puede contestar de esa misma forma. Esto es porque los Derechos Fundamentales que se afectarían al adoptar las políticas de esta facción, son reglas y principios cuya modificación, suspensión o afectación grave no puede estar sujeta a la deliberación democrática. Es decir que funcionan como dispositivos contramayoritarios para proteger la dignidad humana y no pueden ser derogados a pesar del clamor de una mayoría eventual. Así lo ha expresado la Corte Constitucional en su jurisprudencia. El deber del Estado entonces, es velar por la protección de los derechos fundamentales de esa minoría históricamente discriminada que conforma la comunidad LGTBI a pesar de la intolerancia que profesa la mayoría política.

Otro punto problemático de la doctrina del bando conservador es el rechazo a formas alternativas de familia, este demuestra un claro desconocimiento de la realidad social de la nación. En un país donde el 61% de los niños viven con otros miembros familiares aparte de sus padres y la forma de familia biparental representa solo el 53% (Huarcaya 2013, p. 76) de los hogares claramente no se puede hablar de que la familia conformada por dos padres y los hijos sea la única forma de familia. La sentencia C-577 de 2011 que reconoce otras configuraciones de familia (no sólo la homoparental) es entonces un triunfo del derecho para ajustarse a la realidad social que pretende regular y modificar.

Se podrá argumentar que Colombia no está lista para cambios tan fuertes. Que la cosmovisión general está todavía muy lejos de enmarcarse en el nivel de tolerancia y cultura necesaria para implementar modificaciones tan drásticas en el ordenamiento jurídico y consecuentemente en la realidad social. La única respuesta que se puede dar a esta crítica es que si esperamos a estar preparados nunca vamos a hacer ese cambio. Si no se empieza con la educación desde la formación básica, va a ser muy difícil cambiar esa postura anacrónica que aún conserva una mayoría política importante del país.


Huarcaya, Gloria. 2013. Mapa Mundial de La Familia 2013: Los Cambios En La Familia y Su Impacto En El Bienestar de La Niñez. Lima: Universidad de Piura, Instituto de Ciencias para la Familia.

 

Jueves, 01 Septiembre 2016 00:00

La oportunidad de construir una nueva sociedad

Este Blog de Estudiantes es una espacio de los estudiantes para el intercambio de ideas, propuestas y posiciones en temas de interés de nuestra comunidad. Un buen ejemplo es el actual debate sobre el plebiscito del 2 de octubre y la necesidad de promover el intercambio informado de ideas. Para ello invitamos a todos los estudiantes para que planteen sus propuestas y opiniones a través de este espacio. Nosotros como Facultad promoveremos el balance y la apertura a la diversidad de posiciones

 

La oportunidad de construir una nueva sociedad

El fin de las negociaciones de paz y el anuncio de la celebración del plebiscito han expuesto de la manera más vehemente una coyuntura nacional excepcional. Comprender la dimensión de lo acordado y la importancia de la decisión que debemos tomar antes del 2 de octubre constituye un reto particular para aquellos que, como la mayor parte de los estudiantes actuales de la universidad, llegamos al mundo durante la última década del siglo pasado.

En virtud de lo anterior parece ineludible afirmar, con particular emoción, que estamos llamados a reconocernos como los protagonistas de una de esas etapas cruciales en la historia de un país y determinantes en la definición del carácter de una sociedad. Es por ello que como miembros de la comunidad universitaria de la que hacemos parte y especialmente como ciudadanos nos resulta inadmisible la invitación a ceder ante la apatía y las frivolidades propias de nuestro tiempo.

Asumir con entusiasmo y responsabilidad el reto que se nos ha presentado es de vital importancia. Máxime cuando debemos ser nosotros los encargados de aprovechar esta oportunidad histórica. Creemos entonces que la mejor manera de hacerlo es apropiándonos de éste proceso e informándonos sobre el mismo para así comprometernos con la construcción de una sociedad en paz para las presentes y futuras generaciones. Démonos la oportunidad de imaginarnos y realizarnos como la generación de la paz, como aquella a la que le corresponderá administrar y construir sobre lo que ya se ha alcanzado.

Durante los últimos días hemos sido testigos y participantes de múltiples y muy diversas iniciativas en torno a la materialización de los propósitos de los que ya hemos hablado. Resultaría miope afirmar que el motor que ha dado lugar a dichos proyectos ha provenido de un grupo específico de quienes constituimos la comunidad universitaria. Por el contrario, para poder reconocernos como tal, es indispensable la convergencia y participación plural de estudiantes, profesores y funcionarios en el debate de ideas y en la promoción de las elecciones políticas que cada quien vaya tomando a su turno. Así pues, como universidad que somos, el éxito de dicho propósito no sólo constituye una responsabilidad y un deber con nosotros mismos sino también con el país.

Comprometidos con ese deber, surgió de un grupo de estudiantes del Consejo estudiantil un grupo con el propósito querían dedicarse a trabajar al rededor del tema de la paz: el Comité de paz del CEU. Desde entonces el comité ha asumido la labor de apoyar las distintas ideas e iniciativas dentro y fuera de la universidad que se relacionen con paz, en una concepción amplia del término. A comienzos del semestre se conformaron cinco grupos para la organización de las diferentes iniciativas que se presentaron en una concurrida reunión interdisciplinaria de estudiantes de pregrado y maestría. Como un espacio al servicio de la comunidad, queremos ser una herramienta para articular esa diversidad de opiniones e ideas, y contribuir en la gestión de los proyectos a favor de la paz en el país.

Entre los debates, propuestas de políticas públicas y conservatorios, se está apoyando una marcha de banderas blancas, una movilización en apoyo al SÍ en el plebiscito que reunirá, a varios movimientos universitarios y ciudadanos. La movilización se llevará a cabo éste viernes 2 de septiembre a las 11:00am en el parque de los periodistas. Resulta preciso insistir en que la iniciativa es ciudadana, universitaria, y pretende articular un movimiento estudiantil en el que participarán grupos de varias universidades como el Externado, el Rosario, la Nacional, la Tadeo y la Javeriana, entre otras. Así pues, el punto de encuentro para la comunidad uniandina es el viernes 2 de septiembre a las 11:00 am en la Plazoleta del CAI, frente a Juan Valdez. Saldremos  caminando juntos con banderas blancas hacia el parque de los periodistas. Allí nos encontraremos con los grupos de otras universidades y movimientos ciudadanos.

No sobra insistir en que desde el comité de Paz Uniandes CEU apoyamos ésta y todo tipo de iniciativas alrededor de la paz sin importar la posición política que se defienda. Todos, desde cualquier posición, están invitados a compartir sus ideas, críticas y propuestas.

Alejandro Mendoza, Juan Manuel Andrade, Felipe García Arias - Miembros del Comité de Paz CEU

obivo que si

Este Blog de Estudiantes es una espacio de los estudiantes para el intercambio de ideas, propuestas y posiciones en temas de interés de nuestra comunidad. Un buen ejemplo es el actual debate sobre el plebiscito del 2 de octubre y la necesidad de promover el intercambio informado de ideas. Para ello invitamos a todos los estudiantes para que planteen sus propuestas y opiniones a través de este espacio. Nosotros como Facultad promoveremos el balance y la apertura a la diversidad de posiciones

 

Una de nuestras propuestas como consejo estudiantil de economía era hacer debates entre profesores. La idea es acercar a los estudiantes con su facultad y plantear discusiones informales que no se dan en las clases, donde sólo hay un profesor presentando su punto de vista. Queremos traerles una reseña del primer debate que organizamos este semestre, entre Hernán Vallejo y Hernando Matallana. El debate tuvo lugar el 6 de febrero en la Universidad de los Andes. Los profesores discutieron sobre la economía neoclásica y sus alternativas. Esta reseña abre el espacio para continuar el debate con todos los estudiantes de la facultad.

deb2

El debate tuvo dos partes. En la primera parte se abordó el tema de la función de producción, los supuestos y los modelos neoclásicos, comparados con sus alternativas post-keynesianas. En la segunda parte se habló de comercio internacional y de qué tipo de políticas beneficiaban más a los países.

Hernando abrió el debate como tal planteando postulados sobre los que se fundamenta la economía liberal. Matallana hizo el contraste entre la economía neoclásica y la economía monetaria de producción. Seguidamente, lanzó críticas contra la función cobb-douglas y la modelación neoclásica en general partiendo de ‘los debates de las dos Cambridge’. Sus principales puntos se resumían en que la modelación en la teoría neoclásica requería de supuestos que llevaban a contradicciones internas en la lógica de los modelos.

Hernán contestó a la crítica planteando que la economía neoclásica debía verse como una herramienta para pensar el mundo, pero no como una descripción detallada de él. "Si nos ponemos a exigirle mucho a un modelo, pues qué sorpresa… ninguno va a funcionar" dijo. De esta forma, Vallejo rechazó las críticas planteadas por Matallana por cuestiones de forma, y destacó las bondades de la economía neoclásica como instrumento para la formulación de políticas. Para concluir su respuesta, Hernán preguntó: "ya sabemos que la teoría neoclásica no es perfecta, pero es la mejor de las alternativas, ¿o alguien conoce una mejor?". Hernando alzó la mano como respuesta a la pregunta planteada.

Ambos profesores tuvieron la oportunidad de presentar sus modelos y la lógica interna que los impulsa. Allí quedo en evidencia que no estaban de acuerdo -para sorpresa de nadie- pero que había validez intelectual en ambos puntos de vista. Esto fue reconocido por ambos, quienes insistieron que los argumentos empíricos eran insuficientes, porque la evidencia siempre se acomoda al modelo para decir, en últimas, lo que uno quiera que diga.

Para Matallana, el anterior fue un acuerdo interesante, porque desacredita la capacidad instrumental como justificación de la validez de una teoría. No obstante, a la hora de presentar el funcionamiento de sus modelos, Vallejo logró mostrar igual validez que Matallana, estando cada uno parado desde perspectivas distintas.

En la segunda parte del debate, y para la tranquilidad de Hernán, pasamos por fin al tema de comercio internacional. Así como Hernando había preparado unas diapositivas y unas citas listando sus críticas contra la función cobb-douglas, Hernán había preparado unos gráficos en defensa de las teorías ortodoxas del comercio. A pesar de lo dicho anteriormente sobre el problema de la evidencia como argumento. Hernán mostró como eran los modelos neoclásicos los que se ajustaban a la evolución de la balanza comercial, obedeciendo a una lógica ortodoxa; y no los datos los que estaban siendo acomodados a una teoría formulada posteriormente.

Nuevamente, ambos profesores plasmaron en unos modelos sencillos la lógica interna de cada teoría. Aunque Hernán quedó insatisfecho con las explicaciones de Hernando, específicamente con las variables de ajuste para el equilibrio, en ambos casos se evidenció nuevamente que las diferencias provenían del hecho de tener paradigmas distintos.

Hernando planteó argumentos en favor de una balanza comercial positiva. Una estrategia, si se quiere, más de tipo mercantilista. Un país tendría ventajas absolutas, decía Hernando, si logra hacer que su moneda se convierta en un referente internacional por medio de la subvaluación. Hernán estuvo de acuerdo con esta afirmación, pero insistió en que esta clase de políticas empeoran el bienestar de los ciudadanos del país, pues el balance comercial positivo se logra sacrificando inversión doméstica. Fue en este punto donde se llegó a otra divergencia irreconciliable. Mientras Hernán decía que el comercio obedece a una lógica de mejorar las posibilidades de consumo de la población, Hernando planteaba que el comercio favorece a los países cuyas monedas son referentes internacionales, y que lograr esto debe ser un objetivo de las políticas comerciales.

Los profesores concluyeron contentos el evento de haber expuesto sus puntos de vista y haber debatido. Los estudiantes pudieron comparar las dos visiones, pero evidentemente, el debate no acabó ahí. Abrimos este espacio para seguirlo. No solo sobre estos dos temas, que necesariamente fueron resumidos para esta entrada. Tampoco presentando la economía monetaria de producción como única alternativa. ¿Qué más se puede decir a favor o en contra de la economía neoclásica?

Ver reglas del blog

Domingo, 14 Diciembre 2014 19:00

Reglas del blog de estudiantes

BLOG DE ESTUDIANTES

FACULTAD DE ECONOMÍA

TÉRMINOS Y CONDICIONES

PRIMERO, SOBRE EL OBJETIVO DEL BLOG: el blog de estudiantes busca ser un espacio para la expresión y el debate al interior de la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes.

SEGUNDO, SOBRE LA RESPONSABILIDAD DEL CONTENIDO: las opiniones y posiciones manifestadas en los artículos son entera responsabilidad de sus autores y en ningún contexto comprometen a la Facultad, sus directivas, su consejo estudiantil o cualquiera de sus órganos.

TERCERO, SOBRE LOS ESTUDIANTES HABILITADOS PARA SUGERIR ENTRADAS AL BLOG: en el espíritu del primer aparte de estos términos y condiciones se entiende que todo estudiante regularmente matriculado en los programas de pregrado y posgrado de la facultad de Economía de la Universidad de los Andes está habilitado para someter a publicación entradas de su autoría que cumplan con las condiciones mínimas de publicabilidad de las que habla el cuarto aparte de este documento.

CUARTO, SOBRE LAS CONDICIONES MÍNIMAS DE PUBLICABILIDAD: el CONSEFE podrá negarse a acatar las sugerencias de entrada con errores de escritura de cualquier tipo hechas por cualquier estudiante o medio de comunicación de la facultad. El CONSEFE puede eliminar comentarios cuando considere no cumple con las condiciones mínimas que implican la ausencia absoluta de cualquiera de las siguientes figuras, que tampoco deben presentarse en las entradas,

4.1 OPPUGNATIONIS AD HOMINEM: cualquier contenido que ataque a una persona o grupo específico, sin prejuicio de las críticas que puedan hacerse a ideas, posiciones, decisiones o comentarios emitidos por cualquier individuo o institución que se consideran objeto válido de debate y discusión.

4.2 OBSCENA VERBA: cualquier artículo, publicación o comentario que incluya vocabulario soez o cualquiera cuyo contexto facilite la mala interpretación o sea considerado inapropiado, inoportuno o impertinente.

4.3 DEFECTUM VERITATIS: Cualquier artículo, publicación o comentario que falte a la verdad a cualquier hecho o afirmación de cualquier persona o institución interna o externa a la facultad.

QUINTO, SOBRE LAS PUBLICACIONES ESTUDIANTILES: se entiende por “publicaciones estudiantiles” aquellas acreditadas ante el Consejo de la Facultad, es decir, el periódico El Insolente, el Periódico EnDeuda, la Revista Económica Supuestos y cualquiera que se acredite en el futuro.

SEXTO, SOBRE LA POSIBILIDAD DE RÉPLICA DE CONTENIDO: con el objetivo de incrementar el flujo de usuarios en las publicaciones estudiantiles de la Facultad de Economía, el CONSEFE plantea la posibilidad de replicar partes del contenido digital de éstas, encaminando al lector desde al blog de estudiantes hasta el artículo completo en cada sitio web.

SÉPTIMO, SOBRE LA AUTORIZACIÓN DE RÉPLICA: la dirección de cada una de las publicaciones deberá consentir vía correo electrónico la réplica parcial su contenido publicado en línea. Se entiende esa autorización como aceptación irrestricta de las condiciones descritas en este documento.

OCTAVO, ACCESO A LA RÉPLICA: la publicación de artículos estará a cargo del CONSEFE, previo registro de la autorización de la que habla el séptimo aparte de este documento. Ésta puede ejecutarse, en primera instancia, por sugerencia de cada una de las publicaciones. A falta de ésta, en segunda instancia, el CONSEFE o su delegado podrán elegir una pieza ya publicada en su portal de internet asegurándose en cualquier caso que cumpla las condiciones mínimas de publicabilidad de las que trata el cuarto aparte de este documento.  

NOVENO, PERIODICIDAD DE RÉPLICA: las publicaciones tendrán un espacio fijo el primer día hábil de cada semana. Así habrá un mínimo de una publicación mensual para cada una de las tres. Los turnos semanales de publicación serán distribuidos por orden alfabético así: El Insolente, EnDeuda y Revista Económica Supuestos. Cuando se publiquen artículos de manifiesta relevancia el CONSEFE podrá replicarlos, fuera de turno, previo aviso escrito a las directivas de la publicación.

DÉCIMO, COMITÉ EDITORIAL: el CONSEFE está en plenas facultades para crear un comité editorial que le asista en todas aquellas funciones que le sean delegadas para la administración del blog. Los representantes del CONSEFE, no obstante, son los directos responsables de este espacio y tienen discreción sobre el comité editorial.

UNDÉCIMO, CAMBIOS EN LOS TÉRMINOS Y CONDICIONES: los anteriores términos y condiciones están sujetos a cambios sin previo aviso, por parte del CONSEFE. Una vez ratificados por el Consejo de Facultad se considerarán aceptados por todos los interesados pasadas doce (12) horas después de su publicación en la página de internet de la Facultad de Economía.

DÉCIMOSEGUNDO, ACEPTACIÓN: los presentes términos y condiciones se aprueban en sesión ordinaria del Consejo de Facultad tras ser presentados y editados por el CONSEFE, en representación del estudiantado de la facultad, el día 18 de marzo de 2015.

Representantes estudiantiles de la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes (2014-2015):