PUBLICACIONES

Menú de navegación

plubicaciones grande

Moral Fiscal en el Cono Sur

Abstract

En el presente trabajo se analiza el comportamiento individual frente al pago de impuestos, pero desde una óptica diferente a la comúnmente adoptada: la moral fiscal. Utilizando datos del Latinobarómetro (Corporación Latinobarómetro, 2005) para el Cono Sur, se estima la relación entre la moral fiscal, una serie de variables socioeconómicas que caracterizan al individuo y variables de percepción. Estimando modelos probit ordenados y mínimos cuadrados ordinarios, se encuentra en general una mayor moral fiscal para las personas más educadas, de mayor edad, casadas o en unión libre, con menor privación relativa, más orgullosas de su nacionalidad, satisfechas con la democracia, que confían en el presidente y las instituciones de su país. A su vez, se constatan diferencias según la nacionalidad pues, por ejemplo, los contribuyentes chilenos poseen una moral fiscal significativamente mayor a la del resto.

Autores:  Azar, Karina; Gerstenblüth, Mariana; Rossi, Máximo.
Descargable: logo pdfVer Articulo

Moral fiscal en el Cono Sur

 

Tax Morale in the Southern Cone

 

Karina Azar1
Mariana Gerstenblüth2
Máximo Rossi2

1 Investigadora independiente. Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. .

2 Investigadores del Departamento de Economía, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de la República, Uruguay. Correo: Constituyente 1502, 6° piso, Montevideo, Uruguay. Correos electrónicos: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. , Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. .

Se agradece a Patricia Triunfo por sus aportes e invalorable ayuda.

Este artículo fue recibido el 16 de julio de 2007; modificado el 22 de julio de 2008 y, finalmente, aceptado el 18 de mayo de 2009.


Resumen

En el presente trabajo se analiza el comportamiento individual frente al pago de impuestos, pero desde una óptica diferente a la comúnmente adoptada: la moral fiscal. Utilizando datos del Latinobarómetro (Corporación Latinobarómetro, 2005) para el Cono Sur, se estima la relación entre la moral fiscal, una serie de variables socioeconómicas que caracterizan al individuo y variables de percepción. Estimando modelos probit ordenados y mínimos cuadrados ordinarios, se encuentra en general una mayor moral fiscal para las personas más educadas, de mayor edad, casadas o en unión libre, con menor privación relativa, más orgullosas de su nacionalidad, satisfechas con la democracia, que confían en el presidente y las instituciones de su país. A su vez, se constatan diferencias según la nacionalidad pues, por ejemplo, los contribuyentes chilenos poseen una moral fiscal significativamente mayor a la del resto.

Palabras clave: Moral fiscal, Cono Sur.

Clasificación JEL: H26, H73.


Abstract

In this paper we analyze the individual motivation to pay taxes from a novel perspective: the degree of tax morale. We use the Latino-barometro data set of 2005 for countries belonging to the Cono Sur area in Latin America. We estimate, through ols and ordered probit regressions, the relationship between the degree of tax morale and two different groups of variables, one which includes individual characteristics, and the other individuals' perception of their society. Our findings indicate that there is a significant correlation between tax morale and individuals with higher education, less economic hardships, proud of their nationality, satisfied with the democratic system and who believe in the President and national institutions. Furthermore, higher degrees of tax morale are associated with married people or those living together. A higher age has a positive effect on tax morale, as well. Finally, we observe a significantly higher tax morale in Chilean taxpayers than the rest.

Key words: Tax morale, Southern Cone.

JEL classification: H26, H73.


Introducción

"La continua tiranía de los recaudadores de impuestos egipcios produjo una caída nacional de los incentivos. Los trabajadores y granjeros egipcios perdieron su deseo de trabajar, las tierras agrícolas cayeron en desuso y los hombres de negocios emigraron"

Adams (1994)

Desde los orígenes de la teoría económica las cuestiones tributarias han sido objeto de estudio de los principales pensadores. Adam Smith (1776) estableció la relevancia del diseño de un sistema tributario que se consolide con base en criterios de igualdad, justicia, conveniencia y eficiencia. Asimismo, destacó la importancia de la confianza en las autoridades para que el pago de los impuestos resulte sincero y voluntario, y mostró de forma explícita el componente moral en las prácticas inherentes al pago de los impuestos.

En la actualidad estos asuntos continúan captando el interés de los economistas. Stiglitz (1988) considera que los impuestos son un tipo de transferencia económica particular ya que, a diferencia de las demás, son obligatorios y no voluntarios. Sin embargo, es posible que el pago de impuestos se convierta en un acto que se lleve a cabo no sólo debido a elementos externos de coacción por parte del Estado, sino también por motivaciones intrínsecas del individuo, quien contribuye al bienestar colectivo mediante su aporte pecuniario.

Por su parte, Bergman y Nevarez (2005) sostienen que el análisis de las conductas individuales con respecto a la ley debe ser entendido en el contexto en el que los agentes viven, ya que es ahí donde se informan, adquieren valores o gustos y forman sus expectativas, todo lo cual los llevará a tomar decisiones, tales como evadir o cumplir con las obligaciones tributarias.

En el presente trabajo se analiza la motivación intrínseca de los individuos para pagar impuestos, esto es, su moral fiscal, en relación con una serie de características socioeconómicas y la percepción que ellos tienen de su entorno, para los habitantes del Cono Sur latinoamericano:Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay.

A diferencia del enfoque tradicional de la evasión, se hace hincapié no sólo en factores extrínsecos al individuo, sino en características del contribuyente que afectan sus decisiones en materia tributaria (confianza en las instituciones de su país, apoyo a la democracia, orgullo nacional, etc.).

Un resultado interesante de este trabajo es la relación entre la moral fiscal y la religiosidad, un tema que debería explorarse en el futuro. Torgler (2003), utilizando la Encuesta Mundial de Valores, encuentra una relación positiva entre ambas. Sin embargo, en nuestro trabajo la relación encontrada es negativa, lo cual abre una interrogante sobre el verdadero signo de dicha relación y si es posible que este varíe entre regiones y según la influencia de determinada denominación religiosa.

"Deberíamos preguntarnos por qué los individuos pagan sus impuestos, en vez de por qué los individuos evaden"

B. Torgler

I. ¿Qué es la moral fiscal?

Muchas de las actividades públicas, como por ejemplo la salud, el bienestar social y el desarrollo científico, dependen de la existencia de un sistema tributario cuidadosamente diseñado. A pesar de su importancia, algunos aspectos relativos al tema han permanecido inexplorados, principalmente los que se relacionan con cuestiones motivacionales de los agentes (Andreoni, Erard y Feinstein, 1998; Feld y Frey, 2002).

La moral fiscal (en adelante, MF) se entiende como la motivación intrínseca de los individuos para pagar impuestos, la cual es tratada en la mayoría de los estudios como una "caja negra" y considerada como parte residual en los análisis de evasión fiscal (Feld y Frey, 2002).

La corriente principal ha optado por una perspectiva racional, basada en un análisis del tipo costo-beneficio y en la que se puede en algún caso incorporar la existencia de incertidumbre. En general, se encuentra que la mayor severidad en las normas y un más alto grado de aversión al riesgo tienen como resultado mayores niveles de cumplimiento.

Sin embargo, es posible enriquecer el enfoque neoclásico tradicional con los aportes de otras disciplinas, como la psicología, y considerar la MF como una actitud inherente a la (dis)conformidad con el sistema tributario.

En el proceso de toma de decisiones tributarias, el individuo analiza el valor esperado de pagar sus impuestos, comúnmente denominada "etapa de buena voluntad", y es allí donde las actitudes individuales se vuelven relevantes para comprender por qué efectivamente decide pagar o no sus impuestos (Schneider y Torgler, 2004).

En este sentido, la literatura de psicología social se ha enfocado intensivamente en la correlación entre MF y evasión, y se ha encontrado, por ejemplo, que evadir es la forma como los contribuyentes expresan su apatía (Lewis, 1982).

Del mismo modo que todas aquellas características individuales que son inmensurables, la MF presenta dificultades al momento de ser estudiada, aún más cuando dicha característica está asociada con conductas ilegales.

II. Antecedentes

Allingham y Sandmo (1972) en su trabajo seminal sobre evasión fiscal estudian la decisión de evadir de un contribuyente obligado a pagar impuesto a la renta, decisión que dependerá del ahorro que obtiene al hacerlo, de la probabilidad de ser detectado y de la magnitud de la sanción en dicho caso.

Manteniendo el enfoque de la evasión, diversos autores han incorporado otras características tales como la cooperación entre los contribuyentes a la hora de evadir (Boadway, Marceau y Mongrain, 2002), la presencia de corrupción en la administración fiscal (Polinsky y Shavell, 2001), o bien variables relacionadas con el cumplimiento de las reglas formales e informales y la forma en que la autoridad tributaria reconoce los derechos y características propias de los contribuyentes (Feld y Frey, 2002).

Sin embargo, estos trabajos predicen niveles de cumplimiento menores a los efectivamente observados, por lo que en la literatura existe un énfasis creciente en la motivación intrínseca para pagar impuestos más que en los niveles de cumplimiento (Alm y Torgler, 2004; Martinz-Vazquez y Torgler, 2005; Schneider y Torgler, 2004; Torgler, 2001; Torgler, 2005).

Torgler (2005), motivado por la falta de estudios empíricos sobre el grado de MF en países en vías de desarrollo, realiza un análisis de corte transversal, para determinar los factores que afectan la MF en América Latina. Con base en datos del Latinobarómetro (1998) y de la Encuesta Mundial de Valores (1981-1997), encuentra que existe una correlación significativa entre la MF y el tamaño del sector informal. Los motivos principales por los que los individuos consideran que existe evasión son: la elevada carga fiscal, la falta de honestidad y la presencia de corrupción en la sociedad.

En Torgler (2003) se profundiza en el grado de religiosidad de los individuos. Utilizando los datos de la Encuesta Mundial de Valores (1995-1997) para más de treinta países, la religiosidad es aproximada básicamente a través de la denominación del individuo, la asistencia habitual al templo, su educación religiosa, y la participación y confianza en instituciones religiosas. Los resultados muestran que la religiosidad incrementa la MF.

Por su parte, en Alm y Torgler (2004), con datos de la Encuesta Mundial de Valores (1990 y 1995) para Estados Unidos y quince países europeos, se deja en evidencia la importancia de variables sociales y culturales, y se encuentra que Estados Unidos es el país con mayor MF, seguido de Austria y Suiza. Las variables referidas a la confianza en el sistema legal y en el parlamento, el grado de asistencia al templo, el nivel de satisfacción financiera, el estatus económico y laboral, el origen cultural, la edad y el sexo resultan estadísticamente significativas. Asimismo, encuentran que existe una fuerte correlación negativa entre el tamaño del sector informal en la economía y el nivel de MF en estos países.

En el mismo sentido, Schneider y Torgler (2004), con datos más recientes para Bélgica, España y Suiza, encuentran que las diferencias culturales intranacionales influyen en el nivel de MF.

Profundizando en las características personales e institucionales, Martinz-Vazquez y Torgler (2005) utilizan la Encuesta Mundial de Valores y la Encuesta Europea de Valores para España (1981, 1990, 1995, 1999 y 2000), y encuentran que impactan positivamente en la MF la edad del individuo, su nivel de ingresos, el capital humano, el capital social, la confianza en las instituciones y el nivel de orgullo nacional.

Ahora bien, con un énfasis en las implicancias de la MF en la política fiscal, Schaltegger y Torgler (2005) encuentran que esta es una variable clave para determinar los niveles de cumplimiento en el pago de los impuestos y la evasión en una economía. La actitud de los contribuyentes está influenciada, entre otros factores, por las decisiones que el Gobierno toma en materia tributaria y por la conducta de las autoridades. Los efectos del sistema tributario, el gasto público, la efectividad de la administración tributaria, la conducta frente a los contribuyentes y el tamaño de la carga impositiva son aspectos que deben ser considerados para comprender por qué los individuos pagan los impuestos.

Del mismo modo, y para países muy diferentes, Cummings, Martinz-Vazquez, McKee y Torgler (2005) encuentran para Botswana y Sudá-frica (datos del Afrobarómetro 1999 y 2000) que el cumplimiento del pago de impuestos se ve favorecido por percepciones individuales acerca del buen y justo funcionamiento del sistema tributario. La MF se incrementa si los ciudadanos perciben que el Gobierno provee bienes públicos de valor con los ingresos que obtiene de la recaudación. Por otra parte, los autores observan que el cumplimiento fiscal aumenta en presencia de sanciones. No obstante, el efecto se debilita si el régimen tributario es percibido como injusto.

A la luz de estos hallazgos queda en evidencia la importancia de considerar un espectro de factores bastante más amplio que los que se desprenden del modelo tradicional al analizar el grado de cumplimiento fiscal.

III. Datos y metodología

En este trabajo se utilizan los datos del Latinobarómetro para cinco países de América Latina en el año 2005. Estos son: Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay.

La motivación intrínseca para pagar impuestos (MF) es captada a través de la pregunta: En una escala de uno a 10, donde uno es "para nadajustificable" y 10 es "totalmentejustificable", ¿cuánjustificable cree usted que es evadir impuestos? A efectos de facilitar la lectura se invierte el ordenamiento, de forma tal que 1 corresponde al nivel más reducido de MF y 10 al más elevado.

Este tipo de preguntas puede provocar sesgos en las respuestas. Por ejemplo, un contribuyente que ha incurrido en comportamientos ilícitos en el pasado tenderá a reportar un nivel de MF superior al que realmente tiene en la actualidad (Torgler, 2005).

Sin embargo, es posible considerar que dichos sesgos se reducen al utilizar una encuesta que, aunque es de opinión, no se refiere únicamente al cumplimiento tributario, a la vez que permite considerar diferentes países.

La variable latente o no observada MF*i está relacionada con una serie de variables individuales observables (VIi), formadas por variables socioeconómicas (VSEi) y de percepción (VPi), de manera que MF*i = VIiβ + εi. La relación entre la variable observada MF y la variable latente MF* está dada de la siguiente forma:

donde τ1, τ2, τ3, ..., τ10 son los umbrales.

Las probabilidades asociadas a cada caso son:

Si la función de distribución de MF* es normal, es posible estimar el modelo a través de un probit ordenado. Sin embargo, al tener una variable discreta que toma tantos valores, otra alternativa es considerar que tiene una distribución continua y estimar a través de mínimos cuadrados ordinarios (MCO). Ambas estrategias son seguidas en este trabajo.

Respecto a las variables socioeconómicas (VSE), se considera la edad, para lo cual se construyen cuatro variables binarias que toman valor 1, si el individuo pertenece a los siguientes tramos: 18-25 (edad 18-25, variable omitida), 26-40 (edad 26-40), 41-60 (edad 41-60) o 61-más (edad 61+), y 0 en caso contrario.

Sexo. Se crea la variable mujer, que toma el valor 1 si el individuo es mujer.

Educación. Se construyen cinco variables binarias de acuerdo con el nivel máximo educativo alcanzado por el individuo: primaria, toma el valor 1 si el entrevistado es analfabeto o tiene estudios primarios (completos e incompletos) variable omitida, secundaria incompleta, secundaria completa, terciaria incompleta y terciaria completa.

Estado civil. Se aproxima a través de tres variables binarias que toman el valor 1 si el individuo es respectivamente soltero (variable omitida), casado (incluye los de unión libre), o separado_viudo.

A efectos de aproximar el nivel de ingresos del individuo, se utiliza el índice de privación de bienes en el hogar (privación), el cual pondera la tenencia del bien según lo generalizado que esté su consumo en cada uno de los países de la muestra. Si un hogar no dispone del bienj, el cual está presente en la mayoría de los hogares del país en que vive, esta carencia tendrá una ponderación alta en el índice agregado de privación; por el contrario, si en el hogar no existe un bien que la mayoría de individuos de la muestra no posee, esa insuficiencia tendrá un peso muy bajo en el índice de privación. Dicho índice es una variable continua entre 0 y 1, donde 0 implica que el hogar tiene todos los bienes considerados, mientras que 1 implica la privación total de ellos1.

La situación ocupacional se considera también en este estudio a través de una serie de variables binarias que toman el valor 1 si el individuo es cuentapropista (cuenta_propia), empleado público (público), empleado privado (privado), desocupado (desocupado), o inactivo (variable omitida que incluye los retirados, pensionistas, responsables de compras y cuidado del hogar y estudiantes).

Religiosidad. Se aproxima a través de cuatro variables binarias que toman el valor 1 según cuán practicante se declare el individuo (muy_practicante, practicante, no_muy_practicante, no_practicante). La variable omitida es no_practicante.

En cuanto a las variables de percepción VP, se consideran la confianza declarada en el presidente, el grado de satisfacción con el funcionamiento de las instituciones, la satisfacción con la democracia, y el nivel de orgullo por la nacionalidad.

Presidente2. Variable continua que toma el valor 1 si el individuo declara no tener ninguna confianza en el presidente, 2 si declara confiar poco, 3 si declara confiar algo, y 4 si declara confiar mucho en el presidente.

Instituciones. Variable continua que toma el valor 1 si el individuo evalúa que el funcionamiento de las instituciones públicas es muy malo, 2 si evalúa que el funcionamiento es malo, 3 si evalúa que funcionan de forma regular; 4 si evalúa que funcionan bien, y 5 si considera que funcionan muy bien.

Democracia. Variable continua que toma el valor 1 si el individuo está nada satisfecho con la democracia en su país, 2 si está no muy satisfecho, 3 si está más bien satisfecho, y 4 si está muy satisfecho.

Orgullo. Variable continua que toma el valor 1 si el individuo está poco o nada orgulloso de su nacionalidad3, 2 si está bastante orgulloso, y 3 si está muy orgulloso.

Finalmente, se consideran variables dicotómicas por país (Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay -variable omitida-).

En el cuadro 1 se presentan las estadísticas descriptivas por país de las variables utilizadas.

Dadas las variables mencionadas, es posible que existan problemas de endogeneidad. En particular, las variables de percepción podrían estar determinadas por las mismas fuerzas que determinan la MF. Por ejemplo, la honestidad y el respeto por las normas podrían afectar cuestiones tales como la confianza en el resto de los agentes o instituciones, a la vez que la motivación para pagar impuestos.

Dadas las limitaciones de la base de datos, que no permite la utilización de adecuadas restricciones de exclusión, al analizar los resultados se hará énfasis en correlaciones más que en relaciones causales y se presentarán las estimaciones sin las VP, para analizar lo robusto de los hallazgos.

A partir de todo lo anterior, y dado que las VP podrían presentar problemas de multicolinealidad (es esperable que, por ejemplo, exista una alta correlación entre variables como la satisfacción con la democracia y la confianza en el presidente), se estiman cinco modelos por separado. El modelo I incluye únicamente las VSE, mientras que los modelos II, III, IV y V incluyen cada una de las VP por separado.

De acuerdo con lo establecido por Schneider y Torgler (2004), una de las hipótesis del presente trabajo es que la edad se relaciona positivamente con la MF, es decir, que a medida que pasa el tiempo, el costo de evadir aumenta debido a restricciones sociales. Las personas adquieren con la edad cierto capital social y, generalmente, los mayores están más arraigados en su comunidad, por lo que tienen una mayor dependencia respecto a las reacciones del resto de los individuos. Ello podría actuar como una restricción al incrementar los costos sociales que implican las sanciones por evadir. Por este motivo, el signo esperado de la relación entre la MF y la edad es positivo.

Por otra parte, Schneider y Torgler (2004) también sostienen que es de esperar que el hecho de ser muj er presente una correlación positiva con la variable por explicar, en el entendido de que ellas son más adversas al riesgo según lo establecido por diversas investigaciones sicológicas. Asimismo, los autores afirman que estos estudios han concluido que las mujeres son más "obedientes" y confiables que los hombres, y en lo que a cumplimiento tributario se refiere, la evidencia indica que la tendencia es que los hombres sean los menos cumplidores.

A su vez, la relación de la MF con el nivel de religiosidad también deberá ir en sentido positivo. Schaltegger y Torgler (2005) y Schneider y Torgler (2004) argumentan que la religión induce normas de comportamiento y parámetros morales a los devotos y que por ese motivo en investigaciones que analizan la relación entre la religiosidad y el delito el signo es negativo. La religiosidad parece afectar el grado de incumplimiento por lo que podría considerarse como una restricción en contra de la evasión tributaria.

Sin embargo, tanto la educación como el nivel de ingresos podrían correlacionarse positiva o negativamente con la MF. Respecto a la primera variable, el sentido de la relación dependerá de la percepción que el individuo tenga, dado su conocimiento del sistema tributario y de los beneficios que recibe del pago de sus impuestos. Los contribuyentes más educados poseen las herramientas para comprender mejor la forma en que se produce el intercambio tributario, lo que genera una relación positiva entre educación y MF cuando los contribuyentes perciben un buen manejo de sus impuestos, y negativa en caso contrario (Schneider y Torgler, 2004). A su vez, el signo de la relación puede ser negativo si el hecho de tener un mayor nivel de instrucción le permite al contribuyente ser más consciente de las oportunidades de evasión o elusión, lo cual influye negativamente en la MF.

El comovimiento entre MF y nivel de ingresos es ambiguo y dependerá de cuán equitativo se considere el sistema tributario para cada nivel de aversión al riesgo del agente (Schaltegger y Torgler, 2005). En economías con sistemas tributarios progresivos los contribuyentes con mayor nivel de ingresos obtienen mayores beneficios al evadir, aunque con una utilidad económica menor. Por otra parte, los contribuyentes de menores ingresos pueden tener menos restricciones sociales, pero se encuentran en una posición menos propensa a tomar riesgos, debido a que en caso de ser penalizados por evadir, su pérdida de utilidad marginal es más elevada (efecto riqueza).

Nuestra hipótesis es que la educación se relaciona positivamente con la MF, mientras que el nivel de ingresos, aproximado a través del índice de privación, se relaciona negativamente, dados los resultados empíricos de otras investigaciones mencionadas.

Respecto a la situación ocupacional y el tipo de empleo, cabe mencionar que en el primer caso se espera que estar desocupado se relacione negativamente con la MF, fundamentalmente porque en varios estudios, como el de Torgler (2005), la relación encontrada es inversa; en el segundo caso el sentido esperado de la relación es indeterminado, aunque en Schneider y Torgler (2004) se establece que para los cuentapropistas el peso de la carga tributaria es más visible y ello puede desalentarlos para pagar los impuestos.

Lo mismo es de esperar respecto al estado civil, ya que se podría pensar que quienes viven en pareja son más propensos a pagar y cumplir debido a que aumenta su nivel de compromiso para con su comunidad respecto de los solteros, aunque la evidencia en ese sentido ha sido ambigua (Schaltegger y Torgler, 2005), ya que los distintos niveles de MF pueden estar asociadas a diferencias en el tratamiento tributario entre quienes están en pareja y quienes no.

Para el grupo de variables de percepción es de esperar que todas ellas se relacionen positivamente con la MF, en el entendido de que representan aspectos que incrementan el capital social y, por ende, que operan favorablemente en el comportamiento humano en sociedad (Martinz-Vazquez y Torgler, 2005).

La confianza y la credibilidad en las decisiones del Gobierno y el presidente, al igual que en las instituciones de un país, generan una actitud positiva en cuanto al pago de los impuestos ya que promueve actitudes de cooperación en los contribuyentes. Los individuos consideran que el intercambio tributario es justo por lo que se sienten satisfechos con lo obtenido por el pago de los impuestos, lo cual refuerza sus opiniones favorables acerca del funcionamiento de las instituciones (Schaltegger y Torgler, 2005). De ello que el signo esperado en la relación de la MF con estas variables sea positivo.

Martinz-Vazquez y Torgler (2005) sostienen que una forma alternativa de analizar cuán satisfechos se encuentran los contribuyentes con el intercambio tributario es a través de la percepción de los individuos sobre el funcionamiento de la democracia en su país. Los autores afirman que, en general, si un gobierno funciona bajo reglas democráticas firmes, ello representa una señal hacia los contribuyentes de responsabilidad gubernamental, en el sentido de que pueden suponer que los ingresos fiscales serán gastados de acuerdo con las preferencias de los contribuyentes.

En cuanto al grado de orgullo nacional, Schaltegger y Torgler (2005) y Schneider y Torgler (2004) señalan que a pesar de ser una variable frecuentemente ignorada en los estudios del cumplimiento tributario, en un número importante de estimaciones realizadas se muestra que cuanto mayor sea el grado de orgullo nacional o identificación con el propio país, mayor será el nivel de MF, motivo por el cual se espera hallar una relación positiva entre esta variable y la dependiente.

IV. Resultados empíricos

En los cuadros 2 y 3 se presentan los resultados de los cinco modelos estimados a través de probit ordenado y mco. Es importante recordar que en los modelos de regresión no lineal la interpretación de los coeficientes no es inmediata. Por tal motivo, se presentan los efectos marginales4 que permiten cuantificar la variación en la probabilidad estimada ante un cambio marginal en la variable independiente. Particularmente, se miden los cambios en la probabilidad de que el individuo tenga el nivel más alto y más bajo de MF en la estimación probit ordenada5. En la estimación mco los coeficientes pueden interpretarse directamente. No obstante, cabe destacar que la principal diferencia en los resultados que se obtienen de ambos métodos radica en que en mco , al considerar una distribución uniforme en el intervalo, el cambio de un nivel a otro se supone constante. En cambio, cuando se considera una distribución normal multivariante, se elimina esta limitante.

En primer lugar, la mayor probabilidad predicha de creer que es nada justificable evadir el pago de impuestos (MF = 10) corresponde a los chilenos (Prob. = 0,55), y la menor a Uruguay (Prob. = 0,40).

Si se comparan los resultados con los que se obtienen mediante la estimación mco , se observa que la significación, signo y efecto marginal (en el caso de este tipo de estimación corresponde directamente al coeficiente) no difieren respecto de la estimación probit ordenada. Lo anterior estaría indicando que el modelo es robusto a las diferentes técnicas de estimación.

A continuación se detallan los principales hallazgos de los modelos probit ordenados (véase cuadro 4).

Edad

Al analizar los tramos etarios, se encuentran que todos son significativos, positivos y con efectos marginales crecientes, por lo que aumenta con la edad la probabilidad de tener una mayor motivación intrínseca para pagar impuestos. Lo anterior es consistente con lo hallado en la literatura y se puede deber a que con la edad los individuos son más sensibles a la aplicación de sanciones o a la vergüenza de ser descubiertos en actividades ilícitas. El querer mantener el estatus social adquirido a lo largo de los años hace que con la edad aumenten los costos de incumplir, en detrimento de la utilidad de evadir.

Analizando el impacto sobre la probabilidad promedio de tener el nivel más elevado de MF (MF = 10), en relación con los más jóvenes, aumenta en cinco puntos porcentuales para los de 26 a 40, siete puntos porcentuales para los de 41 a 60 y doce puntos porcentuales para los de 61 y más años.

Educación

La variable educa se utiliza en este trabajo como aproximación del conocimiento que los individuos tienen sobre la ley. Al aumentar la educación se incrementa la información del individuo en aspectos tributarios y su conciencia acerca de los beneficios que recibe por los servicios que brinda el Estado a cambio del pago de los impuestos. Es de esperar que aumente el compromiso social con el nivel de educación en la medida que los beneficios percibidos sean positivos; no obstante, empíricamente puede ocurrir lo contrario si el intercambio tributario es considerado injusto. En el presente estudio los resultados muestran que en todos los modelos el coeficiente que corresponde a los tres niveles de instrucción más altos, secundaria completa, terciaria incompleta y terciaria completa, resulta significativo y con signo positivo. Podría pensarse que en la región el conocimiento respecto al funcionamiento del sistema tributario es accesible a partir de una instrucción elevada y que pertenecer a este grupo de contribuyentes incrementa la MF, debido a que los agentes son más conscientes de las sanciones por evadir, o de los beneficios por cumplir con las obligaciones tributarias. Los efectos marginales para el nivel más alto de MF son crecientes con el nivel educativo, de cerca de cuatro a alrededor de diez puntos porcentuales según dichos tramos y los diferentes modelos considerados.

Estado civil

La probabilidad de tener un mayor nivel de MF se incrementa en aproximadamente tres puntos porcentuales si el individuo está casado o en unión libre, respecto de los solteros. En este sentido, los resultados vuelven a arrojar las relaciones esperadas, lo que refuerza la idea de que las restricciones sociales y morales operan con mayor fuerza en las personas que viven en pareja. Sin embargo, no se encuentran diferencias significativas entre separados y viudos.

Nivel de ingresos

Se encuentra una relación negativa entre la MF y la privación de bienes y servicios en el hogar, variable utilizada como aproximación al nivel de ingresos. Por tanto, esto estaría indicando una relación positiva entre el nivel de ingresos de los individuos y su nivel de MF. En este sentido, en la literatura no se encuentran resultados concluyentes, si bien en este caso se podría establecer que los contribuyentes con mayor privación relativa no perciben los beneficios de pagar los impuestos. En particular, el consumo de los bienes públicos que el Estado brinda a cambio del pago de impuestos no alteraría positivamente su función de utilidad de cumplir, por lo que cae la motivación para pagar y aumenta la propensión a evadir.

Al variar marginalmente el nivel de privación, la magnitud de la variación originada en la probabilidad promedio de la más alta MF es de entre -6 y -7 puntos porcentuales en los diferentes modelos estimados.

Nacionalidad

La nacionalidad resultó ser significativa, y el efecto marginal de ser argentino, chileno o paraguayo aumenta la probabilidad de tener alta MF en 3,7, 14,6 y 5,0 puntos porcentuales respecto de ser uruguayo, que es la categoría omitida. Es posible que existan variables del entorno macroeconómico no tenidas en cuenta (ciclos, precios, etc.) que afecten las diferencias entre países. Esto hace que los resultados respecto a nacionalidad puede que no respondan únicamente a diferencias en esta característica y que deban ser leídos con cautela.

Percepción sobre el entorno

En los modelos II, III, IV y V se agregan, por separado, al conjunto de características socioeconómicas de los individuos cuatro variables de percepción respecto del entorno institucional donde opera el contribuyente, tales como el nivel de confianza en las instituciones y el presidente, el grado de orgullo nacional, y el nivel de satisfacción con la democracia.

Los resultados muestran que, además de mantenerse las relaciones establecidas a partir de los resultados del modelo I, las variables presidente, orgullo y democracia también tienen efectos significativos y positivos en la MF para la región. Cabe destacar que los efectos marginales sobre la probabilidad promedio de tener la mayor MF son positivos y de importante magnitud absoluta. Democracia, orgullo y presidente incrementan la probabilidad de tener el más alto nivel de MF en 1,9, 5,0 y 2,4 puntos porcentuales respectivamente, a medida que ellas aumentan. Estas variables miden elementos que al aumentar el capital social de las personas, inciden positivamente sobre su moralidad.

Religiosidad

Por último, los resultados respecto a religiosidad contradicen lo predicho por la teoría y la evidencia empírica anterior (Torgler, 2003). En este sentido, se encuentra una asociación negativa entre la religiosidad y la MF, por lo que debe ahondarse en futuras investigaciones en este aspecto.

Finalmente, es posible simular los efectos de cambios en variables independientes que pueden ser objeto de políticas públicas, como por ejemplo la educación, el nivel de privación o la confianza en el presidente, el orgullo nacional y la satisfacción con la democracia. En este sentido, se realizaron predicciones de la probabilidad para individuos promedio (véase el cuadro 5)6.

Respecto a la educación, si los individuos tuvieran el mayor nivel de educación (educación universitaria completa), las predicciones para cada uno de los países de la región y el Cono Sur en su conjunto muestran que nuevamente destaca el caso chileno, con una muy alta probabilidad predicha de poseer un elevado nivel de MF (0,6252).

Centrándonos en las variables de percepción, la mejora en el nivel de orgullo nacional llevaría a que la probabilidad de mayor MF pasara a ser 0,4807 para la región, 0,5802 para Chile y 0,4321 para Uruguay, valores extremos en el Cono Sur. Por otra parte, la mejora en la confianza en el presidente aumentaría la mayor MF, alcanzando un valor de 0,4907 para la región. Lo mismo sucede con la satisfacción con la democracia, que eleva a 0,4920 la probabilidad de tener la mayor MF.

V. Conclusiones

En el presente trabajo se pretende captar la incidencia de ciertas características de los contribuyentes sobre su nivel de moral fiscal. El estudio de la tributación y el pago de los impuestos es de larga data y varias han sido las perspectivas desde las cuales se ha analizado el tema; pero a pesar de ello, el fenómeno de la motivación intrínseca para pagar impuestos ha sido poco investigado en el ámbito académico.

A menudo se señala que el cumplimiento tributario a nivel individual está fuertemente influenciado por los diferentes contextos y orígenes de las estructuras fiscales, a través de las normas sociales, la ética individual, el grado de satisfacción social y la percepción de la adecuación de las políticas públicas. Todos estos factores inciden en la forma en que el contribuyente percibe la información y, en consecuencia, en las decisiones que toma.

A nivel empírico frecuentemente se ha observado un mayor grado de cumplimiento tributario que el esperable de acuerdo con el modelo tradicional de evasión, ya que el pago de impuestos es un acto que se lleva a cabo no sólo debido a elementos externos de coacción por parte del Estado, sino también por motivaciones intrínsecas del individuo que contribuye al bienestar colectivo mediante su aporte pecuniario.

En cuanto a la investigación empírica, dado que algunas de las variables explicativas pueden ser endógenas, esto es, que estarían determinadas por algunas de las mismas fuerzas que influencian el problema bajo estudio, es dificultoso establecer relaciones causales entre diferentes variables socioeconómicas y de percepción y la moral fiscal en escenarios no experimentales. La imposibilidad de contar con adecuados instrumentos que permitan probar la existencia de endogeneidad, y en ese caso controlarla, lleva a que únicamente se puedan detectar correlaciones entre las diferentes variables y la variable dependiente.

Los datos del Cono Sur, provenientes del Latinobarómetro, permiten observar que un nivel más alto de moral fiscal se correlaciona positivamente con la edad, la educación, que el individuo esté casado o en unión libre, y que tenga una menor privación de bienes y servicios en el hogar. Por su parte, se encuentra que las variables que representan el grado de orgullo nacional, la confianza en el presidente y la satisfacción con la democracia también inciden positivamente sobre la moral fiscal.

Entre los resultados destaca el papel de la educación en la MF, lo cual tiene importantes derivaciones políticas. Se deberían implementar acciones que no sólo aumenten el conocimiento de los sistemas tributarios, sino que afecten, a través de la educación, la percepción de los individuos del sistema tributario y el Gobierno en general. La MF desempeña un rol fundamental en lo que a cumplimiento tributario se refiere, de lo que deben materializarse esfuerzos de forma de incrementarla entre los individuos.

_____________________________
Notas al pie
1 Las variables relativas a posesión de bienes en el hogar se obtienen también de Corporación Latinobarómetro (2005).
2 Se invierte el orden de las respuestas establecido en el formulario, a efectos de facilitar la interpretación de los resultados. Lo mismo se hace con instituciones, presidente y orgullo. Finalmente todas las variables tienen un orden creciente.
3 Las categorías "poco orgulloso" y "nada orgulloso" se encuentran por separado en el formulario, pero se unen dada su baja frecuencia en la muestra.
4 Los efectos marginales se estiman con el comando "mfx" de Stata (StataCorp, 2005).
5 Los modelos probit ordenados proveen efectos marginales para cada una de las diez categorías. Por simplicidad se presentan los dos casos extremos y los demás resultados se encuentran disponibles por requerimiento del lector.
6 Las probabilidades predichas para valores específicos de los regresores se calculan utilizando el comando "prvalue" de Stata 8, cuya fórmula es:


Referencias

1. ADAMS, C. (1994). For good and evil. The impact of taxes on the course of civilization. London, Madison Books.

2. ALLINGHAM, M. G., and SANDMO, A. (1972). "Income tax evasion: A theoretical analysis", Journal of Public Economics, 1:323-338.

3. ALM, J., and TORGLER, B. (2004). "Culture differences and tax morale in the United States and in Europe" (Working Paper 14). Crema.

4. ANDREONI, J.; ERARD, B., and FEINSTEIN, J. (1998). "Tax compliance", Journal of Economic Literature, 36(2):818-860.

5. BERGMAN, M. y NEVAREZ, A. (2005). "¿Evadir o pagar impuestos? Una aproximación a los mecanismos sociales del cumplimiento", Política y Gobierno, XII(1).

6. BOADWAY, R.; MARCEAU, N., and MONGRAIN, S. (2002). "Joint tax evasion", Canadian Journal of Economics, 35(3): 417-435.

7. CORPORACIÓN LATINOBARÓMETRO (2005). Cuestionario 2005.

8. CUMMINGS, R. G.; MARTINZ-VAZQUEZ, J.; McKEE, M., and TORGLER, B. (2005). "Effects of tax morale on tax compliance: Experimental and survey evidence" (Working Paper 29). Crema.

9. FELD, L.P., and FREY, B.S. (2002). "Trust breeds trust: How taxpayers are treated", Economics of Governance, 3:87-99.

10. LEWIS, A. (1982). The psychology of taxation. Oxford, Martin Robertson.

11. LONG, S., and FREESE, J. (2001). Regression models for categorical dependent variables using Stata. Stata Press.

12. MARTINZ-VAZQUEZ, J., and TORGLER, B. (2005). "The evolution of tax morale in modern Spain" (Working Paper 33). Crema.

13. POLINSKY, M., and SHAVELL, S. (2001). "Corruption and optimal law enforcement", Journal of Public Economics, 81(1):24.

14. SCHALTEGGER, C. A., and TORGLER, B. (2005). "Tax morale and fiscal policy" (Working Paper 30). Crema.

15. SCHNEIDER, F., and TORGLER, B. (2004). "Does culture influence tax morale? Evidence from different European countries" (Working Paper 17). Crema.

16. SMITH, A. (1776). "Investigación sobre causas y naturaleza de la riqueza de las naciones".

17. STATACORP (2005). "Stata Statistical Software, Release 9.0", College Station.

18. STIGLITZ, J. E. (1988). La economía del sector público. Anthony Bosh Editor.

19. TORGLER, B. (2001). "What do we know about tax morale and tax compliance?", Risec: International Review of Economics and Business, XLVIII:395-419.

20. TORGLER, B. (2003). "The importance of faith: Tax morale and religiosity" (Working Paper 8). Crema.

21. TORGLER, B. (2004). "Tax morale, trust and corruption: Empirical evidence from transition countries" (Working Paper 5). Crema.

22. TORGLER, B. (2005). "Tax morale in Latin America", Public Choice, 122(1):133-157.