PUBLICACIONES

Menú de navegación

plubicaciones grande

Publicaciones
Publicaciones / Nota Macroeconómica
Publicaciones
cover
Número: 20

Efectos en pobreza y desigualdad del Covid-19 en Colombia: un retroceso de dos décadas.

En esta nota analizamos los efectos sobre pobreza y desigualdad que podría tener la pérdida directa de ingresos laborales ocasionada por la crisis actual. Consideramos un escenario plausible en el que se ven afectados tanto trabajadores informales como formales, en los sectores más vulnerables a las medidas de confinamiento, concentrándonos solamente en los empleos más frágiles. El resultado principal de este análisis es que se podría producir un efecto en pobreza y de desigualdad equivalente a retroceder a los inicios del siglo XXI.

cover
Número: 19

Recomendaciones para las autoridades municipales y autoridades locales de los consejos comunitarios de comunidades negras para cuando termine la cuarentena nacional

Estas recomendaciones no son una receta, deben revisarse según cómo evolucione la pandemia y se deben ajustar dependiendo de los contextos y las regiones donde sean adoptadas.

 

cover
Número: 18

La Nota Macroeconómica acoge y replica el texto del  “Decálogo para lo que viene” de la Universidad de los Andes.

La velocidad de expansión del COVID-19 en América Latina impidió una preparación adecuada por parte de gobiernos y sociedad. Después del aprendizaje de las últimas semanas, ha llegado el momento de las decisiones más difíciles, de examinarnos de manera más integral y tener en cuenta las interacciones entre los factores económicos, biofísicos y sociales, así como las complejidades éticas de las posibles soluciones. Desde la Universidad de los Andes, proponemos diez puntos que, en nuestra opinión, deberían hacer parte de un plan integral para superar la actual crisis.

cover
Número: 17

Sobre la relajación de las medidas de confinamiento

Aunque son 7.5 millones los trabajadores colombianos que, estando en los sectores más afectados por el confinamiento, no pueden teletrabajar, los encadenamientos productivos hacen que esa parálisis toque a muchos más. Teniendo en cuenta aquellos que no pueden teletrabajar por la pausa de actividades de sus clientes o proveedores, la cifra superaría los 10.5 millones de empleos. La relajación del confinamiento ayuda a mitigar los efectos de la epidemia sobre los medios de subsistencia y los proyectos de vida de esos trabajadores y sus familias, si bien no los garantiza porque aún en ausencia del confinamiento la crisis de salud tendrá importantes efectos sobre la demanda de todos los productos en la economía. Levantar los confinamientos implica también riesgos de salud con los que hay que lidiar. Los protocolos de distanciamiento y equipamiento de seguridad en el trabajo ayudarán, aunque sin reemplazar, estrategias más efectivas y que probablemente sean más baratas también: aquellas encaminadas a continuar robusteciendo, y de manera mucho más decidida, la capacidad de camas en UCIs y la realización de pruebas de COVID así como un manejo adecuado de la operación de los sistemas de transporte para minimizar el riesgo de su congestión.

cover
Número: 16

COVID-19 ¿Qué riesgos enfrentan los habitantes de calle?

En esta nota planteamos una serie de medidas que consideramos útiles para minimizar el daño que la epidemia puede causar sobre la población de habitantes de calle y para obtener aprendizajes útiles para el manejo posterior de la crisis de salud pública.

cover
Número: 15

Crimen en tiempos de Coronavirus y cuarentena

Aislamiento permitió reducción de indicadores, pero aumentaron llamadas por violencia intrafamiliar.

cover
Número: 14

EN EMERGENCIA TODOS PONEMOS: consideraciones sobre la financiación del estímulo estatal

Resumen:

- Calculamos que por cada mes en que la epidemia y el confinamiento se combinen habrá una caída de 1,25% del PIB anual.

- Combinando el déficit fiscal que teníamos de 2,4% del PIB, el gasto público propuesto para compensar el costo económico y la caída de ingresos de impuestos y petroleros, el déficit fiscal subiría al 8% del PIB para el 2020.

- Además de las políticas que se han implementado, proponemos: (1) aumentar los ingresos del gobierno a través de impuestos extraordinarios; (2) recurrir a intervenciones del Banco de la República menos ortodoxas, y/o; (3) hacer una recomposición del Presupuesto General de la Nación (PGN) que libere recursos para el rubro de Salud y Protección Social.

cover
Número: 13

Crédito público para pagar las nóminas de las empresas: ¿efectivo?

Esta Nota discute, a la luz de los datos sobre la vulnerabilidad del aparato productivo y disponibilidad de liquidez de las empresas, condiciones que vemos como necesarias para que el anunciado paquete de financiación de nóminas por parte del gobierno sea efectivo. Para que los bancos se suban realmente al bus se necesitarán garantías públicas muy elevadas, mientras que se requerirán condonaciones considerables para que una masa significativa de empresarios opte por tomar estos créditos en lugar de liquidar trabajadores y empresa.

cover
Número: 12

La vacuna contra el COVID en las empresas

Si queremos que la crisis no signifique un empobrecimiento de todos a largo plazo, es fundamental minimizar despidos y destrucción del tejido empresarial. Es la hora de considerar que el Estado: 1) pague parte de las nóminas de empresas que se comprometan a cambio a mantener los contratos, 2) adquiera participación en otras, y 3) tome medidas para proteger cadenas productivas. Su capacidad para hacerlo, sin embargo, es limitada. Que la curva de despidos no supere esa capacidad dependerá de la extensión de las medidas de cuarentena.

cover
Número: 11

La vulnerabilidad del empleo a la emergencia de COVID19

Esta nota tiene cuatro mensajes, a partir de datos del DANE sobre el mercado laboral: 1) cerca de 9 millones de colombianos devengan sus ingresos de las actividades más vulnerables a la parálisis; 2) una hipotética parálisis total de esos sectores costaría como mínimo 10% del PIB de cada mes en que estos se encuentren detenidos, es decir, casi 3% del PIB anual si la parálisis dura tres meses; 3) además de las ya anunciadas ayudas del gobierno a los informales, la situación empezará a exigir ayudas a más de 2.5 millones de ocupados formales en estos sectores; y 4) las pérdidas de ingresos y empleos calculadas aquí son límites mínimos de las verdaderas pérdidas porque no cuentan los efectos negativos de la caída de demanda agregada sobre otros sectores, ni los efectos persistentes de trabajos y empresas destruidos.

Conozca los reportes de nuestro Observatorio de Coyuntura Económica y Social relacionados con la vulnerabilidad del empleo a la emergencia de COVID19: Reportes Observatorio de Coyuntura Económica y Social

1 - 2