FACULTAD

Menú de navegación

COVID-19 EN COLOMBIA: UNA MIRADA A LOS DATOS #2
18 de Agosto de 2020

Covid-19-en-Colombia-No.2


Este es el segundo de una serie de reportes periódicos que el CEDE publica con un análisis gráfico de la evolución del Covid-19 en Colombia a partir de los datos públicos de salud. El análisis, de Jorge Tovar, lo pueden seguir también con actualizaciones diarias en su cuenta de Twitter @JorgeATovar

Durante la semana se realizaron alrededor de 40.00 pruebas/día que elevaron el número de casos, al 14 de agosto, a 445.111. No hay, por el momento, indicios claros de que la curva caiga. Considerando el número de positivos según fecha de inicio de síntomas, uno de los indicadores más dicientes, el pico está alrededor del 24 de julio, y aún sigue en ascenso (Figura 1, línea verde). Sumado a esto que, durante los últimos siete días, el número de positivos por prueba realizada sigue siendo superior al 20%, las cifras sugieren que Colombia aún no llega al pico de la pandemia.

Figura1 r2

Tal percepción se corrobora con el número de fallecidos (Figura 2). Al igual que las variables de casos sintomáticos, esta también presenta rezagos porque se ilustra utilizando la fecha efectiva de fallecimiento, no la fecha de reporte al sistema. De ahí que la tendencia, truncada a la fecha del fallecimiento más lejano en el tiempo de acuerdo al reporte de agosto14, sugiera que aún la pandemia no toca techo.

Figura2-r2

Si bien aún no se toca techo, hay algunos indicadores que pueden interpretarse de forma positiva. En el caso de Bogotá destaca el crecimiento en el número de camas UCI desde finales de julio (Figura 3). En efecto, desde que la ciudad alcanzó el pico de ocupación de camas UCI el 26 de julio (93,2%), el porcentaje ha ido cayendo hasta el 86,2% el 14 de agosto.


Figura3-r2

El porcentaje de ocupación se calcula como la suma del número de personas con coronavirus confirmado más aquellos que están potencialmente infectados con el virus, respecto al total de camas disponibles. La Figura 3 indica que buena parte del control de la ocupación se debe al incremento en el número de camas UCI.

Llama la atención, sin embargo, la dinámica de pacientes catalogados como potenciales y aquellos con Covid19 confirmado. Desde la primera semana de junio el número de pacientes potenciales con Covid19 creció, casi monotónicamente. Así fue hasta mediados de julio. Simultáneamente, el número de pacientes con coronavirus confirmado no creció, se mantuvo constante. La pregunta natural que surge es, ¿qué paso con esos pacientes potenciales? Quizás no tenían coronavirus, fallecieron, o no tenían coronavirus. Todas hipótesis a evaluar.

Esta anomalía se corrigió hacia el 18 de julio cuando las dos curvas amarillas de la Figura 3 comenzaron un proceso de convergencia, Por unos días los pacientes potenciales pasaron a ser confirmados en UCI. Pero la divergencia, aunque menos acentuada, reinició apenas unos días después. Destaca, siempre pensando en alcanzar el pico de la pandemia, que desde el 8 de agosto el número de pacientes en UCI (potenciales y confirmados) permanecen relativamente constante. Es decir, utilizando el número de pacientes graves como indicador de evolución, hay cierta evidencia de que los peores días pueden estar pasando.

Vea el reporte No.1