PUBLICACIONES

Menú de navegación

plubicaciones grande

Publicaciones
Publicaciones / LIBROS / Las cuentas de la violencia.
VER TODOS
Las cuentas de la violencia.
Fabio Sánchez, en coautoría con cerca de una decena de investigadores.
cover
El libro estará disponible para compra en:
Librería Uniandes
Cr 1 No 19 -27 piso 1, edificio Aulas
Teléfono: 339 49 49 ext 2181 / Fax: 339 49 49 ext. 3177

La mayoría de los estudios sobre la violencia colombiana tratan de explicar su supuesta omnipresencia. En general, la mayoría de estos pueden considerarse como variaciones sobre un mismo tema dominante: la violencia engendra violencia. O la violencia del pasado alienta y sostiene la violencia del presente. Así los análisis publicados eran pesimistas en un doble sentido. Pesimistas sobre las posibilidades de una disminución sustancial de la violencia. Y pesimistas sobre la capacidad de la política pública para frenar la inercia criminal. Pero la caída en la tasa de homicidios ha echado al traste las teorías que postulaban la indeclinable inercia de la violencia colombiana.

Este libro tiene una gran virtud: permite entender no sólo las causas del aumento de la violencia ocurrido veinte años atrás, sino también las razones de la disminución reciente de los homicidios. Este libro puede concebirse como un extenso argumento acerca de las posibilidades de la política pública en la contención de la violencia y de la criminalidad. Contrario a los que se ha argumentado, la violencia es tratable.

Además, varios capítulos muestran la compleja interrelación entre conflicto y violencia. Por mucho tiempo, el conflicto armado y la violencia. Por mucho tiempo, el conflicto armado y la violencia urbana se concibieron como fenómenos inconexos. Pero los resultados de este libro muestran claramente que ambos están conectados. En general, la evidencia presentada en este libro, señala que una disminución del conflicto disminuiría la violencia, tal como lo ha demostrado la coyuntura reciente.

Este libro, en conclusión, constituye un antídoto perfecto para el nihilismo teórico o el pacifismo culposo, que por muchos años, nos hicieron creer que le resignación o la claudicación eran las únicas respuestas posibles ante los violentos.